miércoles, 22 de abril de 2015

Morro da Conceição

Después de visitar el Monasterio de San Bento, fui a dar un paseo por el morro de la Conceição ya que esta al lado, entre el monasterio y el futuro puerto maravilla.

El morro de la Conceição es el lugar donde comenzó la ocupación de Rio de Janeiro. Este, junto con los morros de do Castelo, de Santo Antônio y de São Bento, formaban un cuadrilátero por donde creció la ciudad durante 3 siglos desde que se fundara en 1565. Algunos de ellos ya no existen por el crecimiento urbanístico de la ciudad.
Pese a todo lo que ha cambiado la cuidad desde entonces, los habitantes de esta zona aseguran que el estilo de vida en esta pequeña área no cambio mucho ya que lo escarpado del lugar lo aísla de la vida cotidiana del resto de la ciudad, y razón no les falta.
Es curioso pasear por sus empinadas calles y ver como hay churrascos improvisados en las puertas de las casas y como la gente te saluda y te invita a charlar con ellos.

Históricamente el nombre que tenia era Morro do Valongo. El morro, ni es ni fue nunca una favela. Tiene pocos registros de crímenes o robos. En 1590 se inicio la edificación de la pequeña iglesia de Nossa Senhora da Conceição, que hoy en día aun existe y fue restaurada.

En el morro se encuentran el Serviço Geográfico do Exército, el Observatório Astronômico do Valongo (UFRJ), la Igreja de São Francisco da Prainha (1696), la Fortaleza Militar da Conceição (1718) y al norte del morro la Pedra do Sal, roca donde llegaban los navíos con esclavos traídos de África.



En 1905, se construyo en su zona oeste el Jardim Suspenso do Valongo, Un mirador muy bonito que se ha restaurado por cuenta del las obras del Puerto Maravilha.

Paseando por el morro, se ve la inclinación de las calles, las construcciones antiguas, el buen estado de conservación de todas las casas, y como decía, la hospitalidad de las gentes. Me llamo la atención la cantidad de ateliês  (talleres de arte) que se encuentran en la zona.



martes, 7 de abril de 2015

Monasterio de São Bento

Ubicado en la la zona centro de Rio muy cerca del puerto, se encuentra una joya que aun no había visitado. 

El Monasterio de São Bento es uno de los templos mas antiguos, siglo XVI, de la ciudad y con diferencia el mas decorado.
Si habéis estado en Ouro Preto, la decoración interior del Monasterio es idéntica a las iglesias  que podéis encontrar en la región del interior de MG. Mucho oro y plata y todo super ornamentado con todo lujo de detalles.

En este enlace podéis ver mas fotos del interior.

El monasterio también tiene aun el colegio, que como curiosidad, aun es el único que es solo para chicos en Rio de Janeiro.
Merece la pena dar un paseo con calma por el entorno, ya que normalmente no tiene visitas y la paz que hay por allí no es algo normal en la Ciudad.
En la parte de atrás del monasterio hay unas vistas muy buenas hacia la bahía, puerto y Niteroi.

viernes, 6 de marzo de 2015

Valle de Cuiabá

Que mejor opción para huir del calor y del carnaval carioca que salir a visitar la sierra de Rio de Janeiro y ademas disfrutar de tranquilidad, paisajes lindos y unos precios baratos si comparamos con la ciudad.

Buscando alguna opción asequible y en una zona que pudiera dar pie a visitar otros puntos de interés sin tener que pasar horas en la carretera, descubrí el valle de cuiabá cerca de ITAIPAVA.

Por la zona, dí con una pousada que me sorprendió gratamente. Pousada Cantagalo.
Ubicada en el valle al que hace referencia el titulo del post, es una posada que esta totalmente nueva, 6 casas de 2 plantas con 12 cuartos en total y unas instalaciones de lujo.

Los cuartos de las plantas superiores son para parejas y ademas de un buen baño, tienen una bañera de hidromasaje enorme.
Los cuartos inferiores son para familias y acomodan espaciosamente a 4 personas, y en nuestro caso, nos pusieron un colchón supletorio para la enana sin problema.

Todos los cuartos tienen aire a condicionado y chimenea de leña. Muy acogedores.
En la posada dan solo desayuno y tienes la opción de comer y cenar aunque solo en plan aperitivos. Nada del otro mundo.
Uno se puede ir a Itaipava donde esta lleno de restaurantes.

La posada cuenta con una piscina y una cancha de tenis y mucha zona verde para que los críos se cansen. Ademas, por cada cuarto dan dos horas de calses de tenis gratis con un profesional.
Lo que habla enla pagina web del mini zoo y laguna, bueno, lo pueden quitar de la propaganda en la web, no es gran cosa.
Los precios fuera de temporada son muy baratos, y aun en carnaval, puede salirte un cuarto por 5 días como 3 veces mas barato que lo que sea en la playa de buzios, arraial o lugares cercanos de la costa carioca.

Lo mejor de la posada sin duda, el atendimiento personalizado y super amable de la familia que lo gestiona.


Bueno, dejemos de centrarnos solo en el hospedaje y vamos con las opciones de ocio y turismos que hay por los alrededores.

Como os decía, el lugar esta estratégicamente ubicado entre Itaipava, Petrópolis y Teresópolis. La mas cercana a unos 20 minutos es Itaipava, luego Petrópolis como a 45 minutos y a una hora esta Teresópolis.
Las carreteras están muy bien para lo que es el estándar por aquí.

En Itaipava la verdad es que hay poco que ver a nivel turístico, bueno, la verdad es que nada.
El castillo de Itaipava para los que vengáis de Europa, como que no llena.
Es la opción ideal para ir a pequeños centros comerciales con gran variedad de restaurantes con precios muy asequibles (siempre comparando con Rio).
Nos recomendaron el restaurante el Vagão y la verdad es que nos gusto mucho. Estacionamiento en el Shopping nada caro y comida rica a la par que un ambiente familiar. Deciros que dentro del restaurante, una parte de el es un vagón de tren antiguo. Muy original.
La verdad es que Itaipava es una de las calles mas largas de Pretrópolis, con lo que nada tiene perdida. Todo esta mas palante o mas patras. Siguiendo la calle principal se llega a Petrópolis, aunque se va mas rápido por la BR-040 y sin semáforos. Ambas van paralelas.
Tenéis supermercados grandes, gasolineras, cajeros y bancos varios y si os interesa, varias tiendas de mueles hechos a mano. La opción del supermercado es buena porque podéis comprar lo que sea para cenar algún día en la posada.

Un restaurante que nos dejó mas que impresionados fue el 2 Vales. Se encuentra a escasos 3 km de la posada, en medio del mismo valle. Un LUJO de sitio. algo mas caro, pero nada que ver con Rio. Con bien de vino bueno y tal, se sale a unos 100R$ por cabeza. Y esta todo bueno buenismo.
En este enlace tenéis fotos del sitio.
No dejéis de ir y probar el conejo, merece muuuuuucho la pena.


Otra visita que se puede hacer es Petrópolis, ciudad imperial. Bien por la BR - 040 o la estrada união e industria, podéis llegar a Petrópolis para hacer una visita de un día a algunos de los lugares mas importantes, Museo imperial, centro histórico, espectáculo nocturno de luz.
Se puede comer por allí habiendo varias ofertas gastronómicas. Esta vez nos recomendaron en restaurante Majorica. Muy bueno.

Otro día podéis hacer la excursión a Teresópolis por la carretera 495. Esta como a una hora. Pese a ser una carretera de montaña, esta francamente bien señalizada y el asfalto y la anchura son muy buenos.
Hay un par de miradores antes de llegar a Teresópolis para admirar las vistas serranas. Cuando lleguéis arriba del todo, notareis la temperatura. Fresquitooooo.

En  Teresópolis tenéis que ir al Parque Nacional da Serra dos Órgãos, donde podréis ver el famoso Dedo de Dios que se ve perfectamente desde Rio. El Acceso esta en la Estrada do Bonfim, Km 18
Ya dentro del parque podéis hacer algunas de sus numerosas caminatas algunas de las cuales acaban en cahoeiras en las que se puede uno bañar. El agua esta fresquita.




Ademas, en la entrada del parque hay unas piscinas naturales que son ideales para los días de mucho calor.
En días festivos, la entrada al parque en coche puede ser un poco pesada, pero merece la pena.
Por ultimo y muy cerquita de la posada, podéis hacer cabalgadas ecológicas por el Valle de Cuiabá. En la posada os ayudaran a hacer las reservas.