jueves, 4 de abril de 2013

El temible mosquito borrachudo

Os estaréis preguntado a cuento de que pongo esto en el blog. La verdad es que ni se me habría ocurrido de no haber sido por la fiesta que he pasado con ellos esta Semana Santa en la zona de Angra dos Reis y el Club Med en el estado de Rio de Janeiro.
Si alguno pensáis ir, tenedlo en cuenta. Estos bichitos son oriundos de la zona.
El mosquito borrachudo, al contrario que el pernilongo (el que todo el mundo conoce),  no vuela muy alto, sus ataques se concentran principalmente en las piernas. Sus picaduras se diferencian de las del pernilongo por el punto de sangre que dejan, y por el intensísimo picor y dolor que producen. Esta sensación puede durar más de una semana. Vive en zonas de bosque cerrado.
Por lo visto, hay un destino turístico en Brasil famoso por la omnipresencia del jodio bicho: Ilhabela, en el litoral de São Paulo, aunque doy fe que en Rio los hay y a patadas.

Es un mosquito con apariencia de mosca enana y el bichejo te inyecta veneno que permanece en el cuerpo.

Creedme cuando os digo que las picaduras de los borrachudos son insoportables.
Son inofensivos (no he visto que transmitan ninguna enfermedad, tipo dengue,  por internet) pero las picaduras son tremendamente dolorosas.

Para combatirlos dicen que hay dos remedios buenos:
1) Exposis: es un repelente de origen francés (que cuesta R$25.- ) que protege hasta 5 horas. 
2) Óleo de citronella: Es bastante efectivo y cuesta aprox R$ 5.

Aparentemente al aplicar estos aceites en la piel evita que el borrachudo coloque un liquido anticoagulante y de ese modo se espanta.
Realmente el borrachudo no pica, Muerde, arranca el trozo de carne y te deja el veneno con el anticoagulante para jartarse de tu sangre.

El relek parece que les gusta, porque no evito para nada que me comieran.

En mi caso, que me picaron como unos 35 en las dos piernas, me dio fiebre y todo. Las picaduras se amoratan y sale como un bulto de un tamaño considerable. No pondré fotos para no ser grosero.

Estad prevenidos y viajad con ibuprofeno y algún Antihistaminico, y en casos graves, al hospital a pasar un rato, pero tranquilos que aunque os piquen muchos, saldréis palante pese a lo incomodo que pueda llegar a ser.

Os adjunto este vídeo que encontré en internet para que veáis a mis amigos en acción.

2 comentarios:

  1. Te han comido a picotazos, eh? Que bicho mas feo.

    ResponderEliminar
  2. Hola! me pareció muy interesante encontrar info sobre este "jodió bicho". Soy biologo, estoy haciendo mi doctorado en la Universidad Federal de Rio sobre ellos y tengo que ir a colectarlos al campo casi mensualmente. Solo quería añadir dos cosas para completar el artículo; la primera es que si transmiten una enfermedad, la Oncocercosis, desafortunadamente muy común en África y que también esta presente en algunas regiones del norte de Brasil. Y la segunda es que te los puedes encontrar casi en cualquier lugar del planeta, en cualquier época del año (en mayor o menor medida). Por supuesto en España los tenemos también y allí se llaman moscas negras.

    ResponderEliminar